Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2007

Mad World

Imagen
Déjame sólo un segundo para mirarte. Déjame recorrer cada milimetro de ti antes de que alejes.
Déjame soñar con que deseas quedarte a mi lado, déjame sostener tu mano un segundo más y desear que te quedes conmigo, antes de que soltándola te alejes de mi para siempre.

Cuando me des la espalda el mundo seguirá girando pero ya no estaré en él, me devorará el más terrible y profundo infierno, tendré que combatir con mis peores pesadillas, tendré que luchar para reventarlo y salir de él y sólo este segundo que ahora es real logrará que lo consiga.

Sólo pensaré en ti, pensaré que esperas mi regreso. Durante el resto de mi vida sólo existirá este segundo.

(Gears of War. Mad World)

Acerca de ti

Imagen
Parecía frágil e insegura, sus manos trataban de encontrar cobijo la una en la otra, su mirada reflejaba la inquietud de una gacela solitaria en medio de la sabana africana, a la espera de ver asomar las felinas orejas de su verdugo, intranquila, excesívamente introvertida, a punto de quebrarse y desaparecer en mil pedacitos que volarían a mi alrededor con una tenue brisa. Así fue como la conocí y como supe que seguramente estaba observando a una de las personas más especiales que haya tenido la suerte de poder conocer.

Desde aquel momento han pasado casi seis años y de vez en cuando siento tristeza de no haber sido lo suficientemente valiente como para sostener un espejo frente a ella y enseñarla que la dulzura, la amabilidad y la sensibilidad adquieren todo su significado sólo con su reflejo.

Escribía un blog de relatos cortos, en los que cuatro amigas charlaban en una cafetería, a la hora del desayuno, acerca de sus pensamientos, sus relaciones, acerca de su amistad, y siempre qu…

Respuesta

Imagen
Siempre he tenido la sensación de estar buscando algo.
No sólo era una idea, era una sensación física, de ansiedad, de espera constante, de ir abriendo puertas e ir comprobando si por fin aparecía aquello que tanto ansiaba.
No hace mucho comprendí que nunca lo encontraría y que era precisamente eso lo que siempre había buscado.
Sin decepciones, con una absoluta paz.
La búsqueda puede continuar hasta el infinito ahora que ya conozco la respuesta.

Los milagros existen

Imagen
Recuerdo haberme enganchado a la F1 desde pequeña, siempre seguía las carreras que echaban por la 2, me tragaba los anuncios interminables, trataba de seguir esta competición "minoritaria" en un mar de información de fútbol, baloncesto, tenis o incluso vela. 
A veces sólo conseguía enterarme de quien había ganado y poco más.

Recuerdo que durante un tiempo interminable pareció como si ya no existiera, ni siquiera la ponían en la 2, Schumacher imparable iba atesorando mundiales, uno tras otro y a ningún medio parecía importarle, llevaba la etiqueta de un "deporte" elitista.

La llegada de Fernando fue brillante, cualquiera que hubiera seguido las competiciones a lo largo de los años podía darse cuenta de que su forma de conducir es única. 
Son tan pocos los pilotos a lo largo de la historia que han conseguido dominar tan abiertamente, que desde las primeras vueltas cualquiera que sienta pasión por esta competición comenzó a soñar con la posibilidad de que reinara de forma…

Primer paso

Imagen
Ha pasado una semana desde la última entrada y parece que haya pasado un mes.
Estoy agotada, tengo encefalograma plano y las ideas se arremolinan en mi cabeza sin llegar a tomar forma.
No sé escribir lo que no pelea por salir de mi y estoy tan cansada que no hay nada en mi interior que tenga el más mínimo interés en armar barullo.
Soy un remanso de paz emocional porque mis sentidos están embotados de madrugones, reuniones, llamadas, desayunos imposibles, montones de papeles, tráfico, semáforos y lluvia.

Sin embargo esta aparente calma parece que tiene un fundamento que va tomando forma.
Es posible que muchas de las tormentas tuvieran su origen en el dolor por la ausencia de mi padre, que poco a poco va acallándose y que otras inquietudes se acrecentaran por exceso de tiempo libre y ese pasatiempo que tan bien se me dá de darle vueltas a las cosas, así que tal vez la calma surja en realidad desde el interior.
No lo sabré hasta que pase más tiempo, pero por ahora el cielo sigue despejad…