Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2007

Atardecer

Imagen
Acurrucada sobre el almohadón pensaba en las oportunidades perdidas, en los frios atardeceres de este otoño decidido a congelar las ilusiones más ardientes.

Miraba por la ventana y veía las nubes coloreadas de rosa y azul, iluminadas desde abajo por el sol escondido.

El día se acababa, como tantas otras veces, como siempre.

Soy del tipo...

Imagen
De la mano de Pitxi me animo a completar este cuestionario que ha propuesto, esta vez de tipos de personalidades. Me parece que el resultado es bastante acorde con la realidad, por muy poquísimo que me guste:


Prueba gratuita del Eneagrama
Tipo Tres
El Triunfador

Es el tipo adaptable y exitoso. El tipo Tres es autosuficiente, atractivo y encantador. Ambiciosos, competitivos y enérgicos, pueden ser conscientes de su estatus y están muy orientados hacia el progreso. Son diplomáticos y equilibrados pero pueden también preocuparse en demasía por su imagen y por lo que los demás piensan de ellos. Generalmente tienen problemas debido a su obsesión con su trabajo y con la competitividad. En su mejor estado: se aceptan a sí mismos, son auténticos, tratan de ser modelos ejemplares para inspirar a los demás.

Tengo que decir en mi descargo, porque me preocupa dar mala imagen ;), que aún sabiendo donde está el infierno, la tentación de recurrir a él nunca ha sido tan fuerte como para tomarla en…

40 otoños y una Wii

Imagen
Pues si, hoy me caen 40 otoños y me parece mentira que hace tan sólo un año estuviera tan mustia y hoy me encuentre tan feliz, debe ser que he pasado la crisis de los 40 con antelación, como me pasó con la de los treinta.

Igual también ha tenido que ver que los cambios que tanto estaba esperando han llegado uno tras otro y por qué no, igual también ha tenido que ver que el Oráculo me ha sorprendido con un regalo que no creí que fuera a hacerme, me ha regalado la Wii.

Llevamos casi diez años sin decidirnos a comprar una consola y es porque cada vez que probaba alguna me faltaba algo, me sentía como cuando juego en el PC, pero más incómoda, los mandos no me llegaban a encajar, las manos debían estar demasiado juntas y además tenía la sensación de estar atada a un cable. El Oráculo me decía que no había nada diferente, pero no sé por qué yo esperaba más.

Entonces hace más un año comencé a oir hablar de la Wii, una forma completamente nueva de jugar, ya no había cables y cada mano tenía s…

Hogueras de cristal

Imagen
Me gustan las chimeneas de leña, pero siempre me ha parecido que tienen el inconveniente de resultar muy sucias. En la casa de mis padres hay una enorme en el salón y antes de ponerle un cassette, se ponía todo perdido de ceniza, por mucho cuidado que tuvieras.

El cassette arregló el problema, pero había que limpiar el cristal cada vez que se encendía, y al poco tiempo, otra vez comenzaba a ennegrecerse. Ganamos en pulcritud, pero se perdió la magia, como por cierto ocurre con todo lo que es realmente bueno.

Cuando compramos nuestra casa tenía una chimenea en la esquina del salón, acabé tan harta de ella que cuando hice la reforma fue lo primero que quité, pero ahora que he visto lo que hay de nuevo, al menos para mi que no lo conocía, estoy planteándome volver a ponerla.

Ya sé que no es lo mismo el gas que la leña, no suena ni huele igual, pero con la solución de los cristales creo que esos inconvenientes tal vez se reduzcan al mínimo en la balanza.
Daros una vuelta por la galería y…

Una, dos y tres

Imagen
- Una, dos y tres, salto y no me ves. Cuatro, cinco y seis, me escondo, ya escapé.
Miraba como sus compañeras saltaban a la comba en el patio.
Estaba lloviendo y como siempre que llovía, el recreo tenían que pasarlo en el patio, amontonados.
Cada día se daba más cuenta que ella era diferente, no le gustaban los mismos juegos, no comprendían lo que decía, tenía que hacer un esfuerzo titánico para reirse de sus bromas y disimular esa certera sensación de estar completamente fuera de lugar.
-Siete, ocho nueve, te veo si te mueves. Diez, por fin te vi y ahora te cogí.

Como en la canción ese era su truco, buscar un sitio y no moverse hasta desaparecer.
Había tratado de encontrar algún amigo, pero fue inútil, ninguno entendía de qué hablaba, siempre acababan con la misma expresión de abismal ignorancia, una distraída sonrisa y el silencio, ninguna otra respuesta, hasta que para romperlo ella tenía que hacer algún comentario estúpido y supuestamente divertido, entonces todo volvía a funciona…

A 50 km/h

Imagen
Me está pasando justo lo que no quería que me pasara. Estoy dejando de escribir en el blog con la frecuencia que necesito y eso no es bueno.
Los montones de ideas surjen y desaparecen por falta de tiempo para descargarlas sobre el teclado.

Es curioso, pero ahora que tengo menos tiempo para sentarme aqui, frente al monitor, es cuando más pensamientos consigo hilar en los momentos más inoportunos, por ejemplo, mientras mi jefe me explica sus peregrinas ideas acerca de lo que deberíamos hacer o mis compis del trabajo se empeñan en trifulcas sin sentido.

Adoro tener la habilidad de desconectar en esos momentos y encontrar el tono poético de la situación, supongo que debe resultar extraño para los demás que el trabajo no me afecte emocionalmente en absoluto, pero es por la sencilla razón de que no estoy ahí.

Es la misma sensación que conducir un coche potente y seguro, quien puede lo más, puede lo menos y dentro se está de lujo, así que me conformo.