Entradas

Mostrando entradas de 2014

Blendoku

Imagen
Si quieres llenar tu vida de color, juega al Blendoku. Cuando lleves un tiempo empezarás a apreciar los matices que puede llegar a tener el color blanco, sin necesidad de vivir en Noruega. Te ahorras el viaje, no tendrás que aprender noruego y es gratis, no sé qué más se le puede pedir a un juego.

A la ribera del Júcar

Imagen
Anudé el lazo a la ribera del Júcar, en la barandilla del sendero que discurre bajo las casas colgadas de Cuenca. Cogí un lazo de color verde, con la esperanza de que aguante poco tiempo.
Cuenca es una ciudad recoleta, su corazón está protegido entre las casas, iglesias, palacios y muros del casco antiguo, en lo más alto de la montaña.  Para acceder debes subir por calles tan empinadas que acarician la verticalidad, pero que son tan bellas, que te hacen olvidar el dolor de tu carencia de preparación física para enfrentarte a este reto.
La calle Madre de Dios te advierte de que esa será la expresión que uses cuando corones la cima, si bien antes podrás parar a descansar un rato en el mirador del Jardín de los Poetas, un lugar que tu imaginación deberá llenar de flores y jardines que inexplicablemente aún no existen.
Desde la base de la Torre de Mangana podrás enfrentarte de tú a tú con los estratos de la Montaña vecina y hacia abajo, podrás ver cómo se extienden las casas bordeando el …

Mirando a Cuenca

Imagen
Siendo consecuente con el momento que me está tocando vivir, me voy a Cuenca. No hay que perder el optimismo, hay que saber encajar los golpes con elegancia y espíritu zen, va a dar lo mismo cómo te tomes las cosas que van a seguir siendo como son, así que mejor tomarlas bien.
Es tan sencillo que parece mentira que funcione. Pero no una mentira cualquiera, es más bien una mentira tan gorda que es imposible de ocultar, con unas lorzas que le cuelgan por todas partes, enfundada en una talla 36, como si le quedara bien, como si no fuera con ella, mirando para otro lado, preguntándote, mientras se contonea delante de ti, si le queda bien ese bikini.
Y qué vas a contestar, pues que sí, que le queda bien, porque te va en ello tu sentido del humor, tu felicidad y tu paz interior. Incluso puedes llegar a decirle que lo mismo le queda algo grande, porque hoy te has levantado con chispa.
Debería haber en Cuenca un lugar similar al puente de los candados de los enamorados, pero con lazos de tel…

Abundando en el desinterés

Imagen
No hay remedio, la vida continúa sin importarle cómo te sientas.
La muerte de mi amigo Osvaldo me ha tocado de lleno, si estuviera jugando a los barquitos sería un tocado y hundido de pleno, sin importar que el objetivo haya sido un aparentemente impasible acorazado.
Un sólo disparo certero a la línea de flotación y premio, el barco hace agua y se hunde sin compasión.

Y ahí estaba yo de nuevo, en una Zodiac sin motor, sólo un par de remos para alcanzar la orilla y volver a empezar. Fue entonces cuando diagnosticaron a mi madre de alzheimer.
No sé a quién se le ocurrió que las desgracias no vienen solas, pero tenía toda la razón y además añadiría que son de parecido calibre. Puedes cortarte con un folio y después darte un golpe con la rodilla en la pata de la mesa.
Puedes suspender un examen y después llegar tarde a una entrevista de trabajo.
Puede morir uno de tus mejores amigos y después que te digan que tu madre tiene alzheimer. Son desgracias coherentes, con una lógica.
Debe ser po…

Documento sobrecogedor

Imagen

En 2 pasos

Imagen

La soportable eternidad del Ser

Imagen
Esta mañana he tomado mi primer café leyendo "La puerta anti estrés" de El Blog de Iago González, gracias a Adrián que lo ha compartido en Facebook.
Creí que era Lago González porque en mi móvil, con la letra tan pequeña y sin las gafas para ver de cerca, no se alcanza a distinguir la I mayúscula de la L y mi cerebro interpretó que era una L. Mi realidad se impuso a la realidad socialmente aceptada.
Después me fuí a la cocina con el Oráculo a fumarnos un cigarro, al abrigo de la campana extractora de humos, donde tengo las conversaciones más interesantes que pueda llegar a tener con otra persona. El Oráculo lee a Pratchett de forma compulsiva y comentamos lo que lee, adora a Pratchett y yo adoro al Oráculo y a Pratchett . Y hoy también he adorado a Iago González y su peculiar forma de sentir y pensar la realidad.
Muchas veces hemos comentado el Oráculo y yo la particular y original forma de escribir de Pratchett. Siempre le digo que si alguien quiere sentirse realmente li…

Felicidad

Imagen

El dragón rosa

Imagen
Por lo general, el proceso de escribir un post comienza con una idea. Después la desarrollo con mejor o peor fortuna y finalmente adjunto una imagen que la ilustre.
La imagen siempre tiene mucho que ver con lo que escribo, aunque a veces tiene que ver con lo que pienso y no escribo, con lo que subyace bajo las distintas capas de palabras.
Debería dejar de hacerlo, lo sé, sería mucho más sencillo escribir lo que pienso y seguramente mucho más terapéutico, pero es que la vida no es sencilla, tampoco cuando se trata de escribir.
De igual forma que la historia que construyo con palabras puede ser interpretada de tantas formas como lectores pueda tener, la imagen también sufre el mismo proceso de degradación, de filtración y de adaptación al sujeto que la observa.
¿Qué es lo que significa esta imagen? cada persona ofrecerá una respuesta diferente y ninguna puede equivocarse, porque la imagen ofrece sólo lo que es, no puede ofrecer nada más, es estática y por tanto toda la vida que se gene…

High Five!

Imagen
Hay momentos en los que no debería escribir. Estableciendo que esta es una verdad indiscutible y que he comprobado que no debería tratar de eludirla, inexplicablemente, esos momentos son precisamente los que más necesito llenar de palabras.
Se ha escrito mucho sobre la soledad, me ocurre también con casi cualquier otro tema, se ha escrito ya mucho sobre cualquier cosa y esa es la razón por la que generalmente no escribo. Cualquier cosa que haya pensado o sentido ya ha sido pensada o sentida antes por otra persona y ya se tomó la molestia de escribir acerca de eso, así que ¿para qué hacerlo de nuevo?. Es una pérdida de tiempo, como también lo es leer una y otra vez lo que ya sabes.
Sin embargo, la soledad parece que se escapa a esta norma. Sólo lo parece, porque en realidad todos sentimos la misma soledad, el sentimiento es el mismo, pero precisamente al ser una emoción imposible de compartir parece que es única.
Tal vez lo sea, tal vez la soledad que habita en cada uno sea única, ind…

La amistad de Igor

Imagen
Desde pequeña el personaje que más ternura me inspiraba de los dibujos de Winnie the Pooh era Igor, el burrito triste.
Nunca había pensado mucho en ello, hasta que tuve una amiga que era incapaz de ser feliz. 
Al principio yo no lo sabía o no hubiera cultivado esa amistad, pero cuando me dí cuenta ya era demasiado tarde. Se creía con el derecho de contarme todas sus penas pasadas, presentes y futuras a cada minuto que estábamos juntas. Cuanta más confianza teníamos, era peor. No importaba nada de lo que yo pudiera decir, absolutamente nada funcionaba y eso que puedo ser muy persuasiva si me lo propongo.
Era incapaz de ver que la vida en toda su crudeza también tiene un lado bueno y si por una casualidad de esas, de 1 entre infinitas casualidades elevadas al cubo que podría darse, la vida no tiene su lado bueno, como habitantes de esta vida que somos tenemos que crearlo, somos parte de la vida, influimos en ella, importamos, existimos, no nos han soltado aqui y ya está y aún en el cas…

Doblemente Star

Imagen

Solvay 1927

Imagen

Poesía para el 2014

Imagen

Feliz 2014

Imagen
Es el primer año nuevo que lo he pasado realmente bien desde hace mucho tiempo. Lo bueno de tener un blog es que puedes volver atrás y releer lo que acabó llegando al teclado en una fecha determinada. No puedes autoengañarte recordando que aquello no estuvo tan mal, eres tú misma quien te cuentas como iban las cosas en realidad, o al menos en tu realidad.
Así que en 2006 puedo leer que no estaba para nadie, ni siquiera para mí misma. En 2007 tampoco celebré el año nuevo como solía hacerlo antes de la muerte de mi padre, con cena familiar y posterior fiesta hasta bien entrada la noche. Mi hermana se puso enferma y las campanadas nos pillaron de camino al Centro de Salud. Cuando llegamos celebramos el año nuevo con las personas que están al otro lado de las celebraciones, las que se quedan de guardia para que todo funcione mientras los demás nos divertimos. Fue una experiencia que me ayudaría a dejar de mirarme el ombligo, al menos con tanta intensidad.
En 2008 parece ser que comienzo …