20 de septiembre de 2014

Blendoku

Si quieres llenar tu vida de color, juega al Blendoku.
Cuando lleves un tiempo empezarás a apreciar los matices que puede llegar a tener el color blanco, sin necesidad de vivir en Noruega.
Te ahorras el viaje, no tendrás que aprender noruego y es gratis, no sé qué más se le puede pedir a un juego.